Valle bonaerense del río Colorado. Noviembre 2020

Pronóstico de riego

El volumen de escurrimiento estimado para la estación de Buta Ranquil, según la Secretaría de Infraestructura y Política Hídrica de la Nación, es el siguiente:

  • Período Octubre 2020–Marzo 2021 (mayor incidencia de la fusión nival), pronostica un derrame de 2.660 hm³, equivalente a un caudal medio de 169 m³/s.
  • Período Octubre 2020–Septiembre 2021 (año completo), el derrame pronosticado es de 3.885 hm³, lo que representa un caudal medio 123 m³/s, representando un 87% del caudal módulo del Río Colorado en Buta Ranquil, cuyo valor es de 141 m³/s.

Al presente ciclo le corresponde la clasificación hidrológica de MODERADAMENTE SECO. Durante el período de escasez hídrica, de junio 2010 a la fecha, los valores estadísticos de los derrames observados son: media de 2.622 hm³, mínimo de 1.695 hm³ (ciclo 2019-2020) y máximo de 3.450 hm³ (2015-2016). De cumplirse el pronóstico, el derrame de esta temporada será el mayor desde el inicio del período de escasez.

Fuente: Informe del COIRCO

Cebolla

La temporada en el sur recién comienza. El mercado interno actualmente se abastece con cebollas de Cuyo, y ya comenzaron a cosecharse la cebollas tempranas del sur de Buenos Aires, primero las valencianitas y luego las torrentinas.

Las cebollas tardías, Grano de oro y Val 14 INTA,  que son las que se exportan sobre todo a Brasil, se sembraron en igual cantidad que el año pasado. Las perspectivas iniciales indicaban falta de agua para riego. Sin embargo, finalmente no fue un inconveniente por  las abundantes e inesperadas nevadas en fines de junio en la cordillera de Los Andes. Por esos pronósticos de escasez, muchos productores migraron hacia los valles del Río Negro. Se estima un incremento de al menos 2 mil has extra sembradas esta temporada. Si se considera una superficie total nacional de 20.000 has de cebolla, este incremento representa aproximadamente un incremento potencial del 10% en la oferta nacional, si todos los sembrados evolucionan favorablemente.

Los cultivos en general presentan un desarrollo normal para la época. Cultivos atrasados en aquellos casos donde la siembra se demoró por el inicio tardío de la temporada del riego. Se observa gran disparidad en los estadios fenológicos de los diferentes lotes. Las principales labores culturales que se están desarrolando son el control de malezas y el monitoreo de la humedad relativa y temperatura para prevenir las enfermedades de hoja, dado que se observaron las condiciones predisponentes para la incidencia de mildiu en los cultivos más desarrollados y la incidencia de raíz rosada. Las condiciones climáticas (precipitaciones oportunas) en general favorables hasta ahora beneficiaron a quienes se arriesgaron a sembrar antes que llegue el agua de riego. Se promovió esta temporada la implementación del sistema de almácigos y trasplante, que permite un ahorro de agua en los primeros momentos del cultivo, en donde los riegos en general no son muy eficientes.

Granos

Trigo y cebada: próximos a cosecha, con muy bajo ataque de isocas, en algunos casos se realizaron 2 aplicaciones para roya amarilla. Maíz: algunos están más adelantados en 3 hojas, en buen estado. Girasol: en buen estado en segundo par de hojas. Se sembró  mayor superficie de sorgo forrajero que granífero.

Recursos forrajeros

En general en buen estado debido a oportunas precipitaciones, la hacienda se encuentra en buen estado. Se están confeccionando reservas.

Consultas:

Daniel Iurman, Flavia García, Julián Pérez Pizarro, Pablo Palacios, Verónica Caracotche y Rolando Anze.

iurman.daniel@inta.gob.ar

garcia.flavia@inta.gob.ar

perezpizarro.julian@inta.gob.ar

caracotche.veronica@inta.gob.ar

anze.rolando@inta.gob.ar