Puan y adyacentes. Noviembre 2020

Resumen

  • Aunque la precipitación acumulada resultó ligeramente menor que la histórica, la primavera fue cercana al promedio y con lluvias importantes en noviembre. Esto propició una buena campaña para los cultivos de invierno, abundante producción de forraje y posibilidad de confeccionar reservas.
  • Las condiciones iniciales de humedad y temperatura favorecieron la aparición de enfermedades foliares, como royas en trigo y escaldadura en cebada.
  • El pronóstico para los meses de diciembre-febrero anticipa precipitaciones por debajo de la histórica y temperaturas superiores al promedio.
  • Con una importante acumulación de combustible durante la primavera se deben extremar las precauciones para evitar incendios.
  • La perspectiva de un verano caluroso y seco obliga a considerar medidas agronómicas como la preparación anticipada de barbechos para cultivos de invierno, la protección del suelo con cobertura y la reducción de labranzas.

Situación Agrometeorológica

En el trimestre SON, las precipitaciones resultaron inferiores al promedio histórico en septiembre y octubre, y la superaron en noviembre. En conjunto, el trimestre superó al promedio histórico en 11% y 8% para Bordenave y Bahía Blanca totalizando 214 y 196 mm respectivamente. Comparando estos milimetrajes con el rango esperado (SMN), se observa que las PP fueron levemente superiores por la influencia del mes de noviembre (el reporte anterior pronosticaba que serían normales).

Con respecto al acumulado en los meses transcurridos desde enero del 2020, las precipitaciones registraron el 95% y 94% del total histórico, para las localidades citadas.

Rangos considerados normales (SMN) para el trimestre:

SEPTIEMBRE-NOVIEMBRE                 DICIEMBRE-FEBRERO

Bordenave:             157-202 mm                                          170-275 mm

Bahía Blanca:         158-185 mm                                          160-241 mm

Los meses de septiembre y octubre, no igualaron el promedio histórico, pero sumaron cerca de 90 mm, permitiendo el crecimiento adecuado de los cultivos de fina. Asimismo, las condiciones de humedad y temperatura propiciaron el desarrollo de enfermedades foliares, como royas en trigo (principalmente amarilla, durante un amplio periodo) y escaldadura en cebada (en estadios tempranos). Se observaron distintos grados de incidencia y severidad que obligaron al control químico. Recientemente se han detectado algunos casos aislados de roya de la hoja en trigos y avenas, mientras que, en líneas generales, las condiciones sanitarias para cebada han sido buenas.

Plantas enfermas

                                

El mes de Noviembre ha sido particularmente favorable para el llenado de grano de trigo, habiéndose registrado altos milimetrajes en todo el SOBA principalmente hacia fin de mes, superando en algunos casos los 125 mm acumulados. En la figura, puede observarse la distribución espacial de las lluvias durante ese mes, mostrando registros algo mayores en el sector centro-sur de la zona respecto del norte.

El mapa de anomalías de precipitaciones para noviembre, muestra los registros actuales en relación con los del promedio 2000-2019 para el mismo mes. Se observan valores positivos altos (mayor que el promedio) para la mayor parte de la región, aunque con valores normales a levemente negativos hacia el Norte. Esto coincide con la distribución de las lluvias de la figura anterior y justifica una situación agropecuaria menos favorable en la zona norte.

La evapotranspiración real (ETR), que representa la demanda real de humedad de la atmósfera varió entre 2,5 y 1 mm/día y fue menor que la potencial (ETP) a principios y mediados de noviembre. Esta última representa la evapotranspiración en condiciones ideales de contenido de agua de los suelos y disminuyó en la segunda semana.

La figura muestra la anomalía del NDVI que representa la condición actual de vigor de la vegetación comparada con la del período 2000-2019. Una anomalía negativa implica que la vegetación actual es más pobre que la normal, y positiva lo contrario.

En consonancia con las condiciones favorables para el crecimiento de los cultivos de fina, verdeos y pasturas, el índice verde derivado de las imágenes satelitales (NDVI) mostró valores predominantemente positivos para una amplia zona de los partidos de Puan, Bahía Blanca y Coronel Rosales y algo menores, aunque normales, para el sur de Tornquist y oeste de Bahía Blanca.

De la misma forma, la humedad del suelo mostraba inicialmente mayores valores en los mismos sectores que la anomalía positiva del NDVI y tendencia a homogeneizarse luego de las lluvias de fin de noviembre.

Según el pronóstico brindado por el SMN, se espera un verano seco y cálido. Pensando en la implantación de verdeos de invierno y pasturas perennes, este panorama debería ser abordado anticipadamente con las medidas agronómicas adecuadas.

Situación agropecuaria

PUAN SUR, GUATRACHÉ, BAHÍA BLANCA, CORONEL ROSALES

Agricultura

Los cultivos de verano se están implantando o ya están en desarrollo, con buena humedad debido a las precipitaciones de Octubre y Noviembre. Se estima que serán pocos los lotes para cosecha siendo la mayor parte para forraje o diferido (maíz).

El predominio de barbechos con labranza ha desatado algunos focos de erosión eólica con los vientos de las últimas semanas, a pesar del mayor contenido de agua de los suelos.

El maíz de baja densidad sigue creciendo en superficie a pesar que la cosecha no fue muy buena. Los barbechos tempranos han promovido el control de malezas y la acumulación de agua en el suelo favoreciendo la implantación.

Los cultivos de invierno (trigo y cebada) muestran buen desarrollo, ya próximos a la cosecha y con posibilidades de muy buenos rendimientos. Algunos lotes tempranos de cebada están arrojando rindes entre 3000 y 6000 kg/ha. Se piensa en un promedio de cosecha de 4500 kg/ha para la zona.

El trigo muestra mayor variabilidad que la cebada por mayor rango en las fechas de siembra. Con mayor superficie que cebada y sin mayores problemas sanitarios se espera cosechar para mediados de diciembre con rindes superiores a 3500 kg/ha.

Se notó algún daño de helada en cebadas y centenos. También enfermedades fúngicas especialmente en cebada. Fue necesario realizar controles de Roya amarilla, en algunos casos con dos aplicaciones de fungicida. También se realizaron controles puntuales de pulgón e isoca en trigo.

Ganadería

El estado general de la hacienda es muy bueno por la adecuada oferta forrajera. Los rodeos de cría entraron al servicio en buen estado corporal. En general, culminó la parición con porcentajes que oscilaron entre 70 y 95%. Los primeros se relacionaron con vacas en  estado corporal regular por la falta inicial de forraje. En algunos campos se observaron problemas de tos bovina, tiña en terneros y presencia de piojo y mosca en ganado vacuno. Se continúa la venta bajo modalidad virtual y ventas directas en el campo.

Los verdeos de invierno mostraron buena respuesta a las lluvias primaverales. Culminan su ciclo con disponibilidades totales entre 3500 y 5500 kg MS/ha según especie y variedad. Esto permite, además, la confección de rollos y el ensilado de avena forrajera como reservas, hecho fundamental por la falta de reservas de años anteriores producto de las sequías. Dada la buena producción y la imposibilidad de utilización directa en algunos lotes se prevé la cosecha de verdeos de invierno (avena-centeno–cebada-triticale) para semilla y como reserva de grano.

En variedades de avena y triticale se observó presencia de roya, mientras que algunas vicias fueron afectadas por isoca.

Los verdeos de verano ya están sembrados en su mayor parte, para pastoreo directo o reservas, con buenas condiciones de implantación.

Las pasturas están en muy buen estado, en algunos casos con control de malezas (paja voladora), fertilización o intersiembra con vicia. Las megatérmicas implantadas en verano y primavera se lograron bien, aunque con infestaciones de raigrás en el este de la zona. Las pasturas de agropiro, pasto ovillo, falaris, festuca y con leguminosas (alfalfa, melilotus) muestran un excelente rebrote primaveral. Este rebrote se vio retrasado en algunos casos (Cnel. Rosales) por competencia de raigrás y posiblemente baja fertilidad del suelo, aunque esta especie también contribuyó a la oferta de proteína para la vaca de cría.

Se realizaron siembras de pasturas de verano como mijo perenne y pasto llorón en septiembre, acompañadas de muy buenas precipitaciones. También se observaron renuevos en las siembras anteriores.

Campo natural y especies espontáneas en el fin de su ciclo con buena oferta forrajera en invierno y primavera (raigrás, alfilerillo, abrepuño, cebadillas, trébol de carretilla).

PUAN NORTE, SAAVEDRA, TORNQUIST

Agricultura

Por falta de condiciones de humedad en la cama de siembra, en la parte oeste del área (Saavedra) se observan pocos lotes de cosecha gruesa sembrados. Con las últimas lluvias de noviembre se recuperó el nivel de humedad y se espera que la situación se regularice en breve. Una suerte similar han tenido los cultivos forrajeros (sorgo y maíz), con muy pocas hectáreas implantadas hasta el momento.

Hacia el este (Tornquist) la superficie ya sembrada es mayor, con predominio de maíz aunque probablemente para forraje. Se observó un avance de la superficie de girasol, con lotes en muy buen estado.

A pesar de las últimas lluvias, los fuertes vientos han generado voladuras en lotes con escasa cobertura, generalmente barbechos para cultivos de verano realizados con labranza.

25 de noviembre, Ruta Nac. N°33

Trigo y cebada, luego de una etapa vegetativa con muy buenas condiciones se vieron afectados por estrés hídrico durante el periodo reproductivo. En algunos casos también se registraron daños de helada (principalmente en cebada).  Las lluvias, escasas en septiembre y octubre, fueron importantes en Noviembre pero con una distribución espacial irregular (mayores hacia el cordón serrano) excepto la última precipitación que fue de carácter regional. Esto aceleró la evolución del grano y, junto con la variabilidad en la profundidad del suelo, provocará rendimientos dispares en esta zona.

Hubo presencia de Roya amarilla en algunos lotes con material susceptible, que tuvieron que ser tratados.

En general se observa buen estado de los cultivos aunque se espera una cosecha promedio especialmente en el oeste. Para el este del área se estima entre 2000 y 2300 kg/ha para cebada y entre 1800 y 2200 kg/ha para trigo, con lotes menos frecuentes que pueden superar los 4000 kg/ha.

Ganadería

En el partido de Saavedra el estado de la hacienda es bueno, los verdeos de invierno han tenido buen desarrollo lo que llevó a que la hacienda se encuentre en forma. Se observan reservas de rollos, principalmente con sobrantes de avena.

Los campos naturales están bien “empastados”.

Por el contrario en Tornquist, si bien el estado de la hacienda es bueno, los verdeos de invierno no han aportado tanto forraje al punto que las reservas realizadas son escasas.

Al igual que en la zona sudeste (Bahía Blanca, Cnel. Rosales), se observa enmalezamiento con raigrás y menor producción relativa de las pasturas, especialmente las megatérmicas.

Apicultura

El estado de las colmenas es muy bueno, con un muy buen desarrollo de las poblaciones de abejas. Se observa gran presencia de flores naturales en los campos, por lo que las expectativas y las condiciones hasta el momento hacen prever una buena a muy buena cosecha de miel, que dependerá principalmente de las futuras lluvias.

Cámara de cría en Goyena (partido de Saavedra)

 

 Riesgo de erosión eólica para el trimestre DEF 2020/21. Situación con un 10% de  cobertura para el partido de Puan.

Erosión máxima probable : 0,67 mm (8,4 Mg). +77,4 % respecto al trimestre anterior

Riesgo: leve

PARTICIPANTES:

Ing. Josefina ZILIO                                EEA Bordenave

Ing. Hugo KRÜGER                               EEA Bordenave

Ing. Agr. Federico MOREYRA               EEA Bordenave

Dr. Fabián MARINI                                AER Bahía Blanca

Ing. María Clara MEDIAVILLA               OIT Bordenave

Ing. Susana PAREDES                         AER Guatraché (CRLPSL)

Ing. Fernando LEHR                             AER Guatraché (CRLPSL)

Ing. Federico LABARTHE                      AER Tornquist

Ing. Andrea LAURIC                              AER Bahía Blanca

Ing. Gerónimo DE LEO                          AER Bahía Blanca

Ing. Carlos TORRES CARBONELL       AER Bahía Blanca

Ing. Santiago VENANZI                         AER Pigüé